CC LA TEORIA DEL VALOR EN LA ECONOMÍA DEL CONOCIMIENTO

° William Zavaleta Huaccha

Introducción

Al estudiar las diferentes definiciones de economía, nos encontramos que ellas resaltan el carácter escaso y limitado de los factores productivos, así:

Lionel Robbins dice que: “la economía es la ciencia que se encarga del estudio de la satisfacción de las necesidades humanas mediante bienes que siendo escasos tienen usos alternativos entre los cuales hay que optar”.

Los economistas, Samuelson y Nordhaus, definen la economía como: “El estudio de la manera en que las sociedades utilizan los recursos escasos para producir mercancías valiosas y distribuirlas entre los diferentes individuos”
Fisher, Dornbusch y Smalensee, la economía es el estudio de la forma en que las sociedades deciden que van a producir, como y para quien, con los recursos escasos y limitados.

Es sobre la naturaleza escasa y limitada de los factores productivos tierra y máquina, principalmente, que se ha desarrollado la teoría económica y sus aplicaciones en el ámbito macro y microeconómico.

Qué sucede si el factor de producción central conocimiento no es finito ni limitado, por el contrario tiene características que los diferencian de los factores productivos mencionados. No será que estamos estudiando el pasado de la economía?

En “Propiedad y Expropiación de Valor en la Economía del Conocimiento”, Agustín Lage, menciona:

“el recurso conocimiento tiene también particularidades que lo diferencian de otros recursos. La tierra, los recursos naturales, la fuerza de trabajo y el capital son finitos. Se puede poseer mucho, pero tarde o temprano se agota. El conocimiento por el contrario es infinitamente expansible: siempre se puede generar más.

El conocimiento por otra parte no "se gasta". Dos empresas no pueden usar al 
mismo tiempo la misma parcela de tierra, ni la misma brigada de trabajadores; pero si pueden usar simultáneamente el mismo conocimiento”

Siendo el conocimiento un bien público, el costo marginal de producir un beneficio adicional es cero, es no rival, y además no excluible. De allí, que al no poder excluir a aquellos que no pagan por el mismo, se han tenido que promulgar leyes de propiedad intelectual, un tema polémico, por cierto.

Más, el conocimiento a diferencia de sus predecesores (la tierra productiva y las máquinas) es un intangible.

Ente otros, el tránsito del factor tierra al factor máquina, como factor de producción central, configuró la economía industrial. En similar dimensión, el tránsito del factor máquina al factor conocimiento, determina una nueva economía, la economía del conocimiento. Si a ello agregamos las peculiares características del factor conocimiento, descritas en los párrafos anteriores, no debería sorprendernos la aparición de nuevas teorías y conceptos económicos, en el ámbito de la teoría del valor, la ley de rendimientos decrecientes, la función de producción, la teoría de crecimiento económico, la teoría del desarrollo, etc.; si esto no es así, es porque la tecnología y la producción avanzan más rápido que nuestro pensamiento económico.

Es un imperativo, desarrollar la teoría económica en correspondencia con el estadio tecnológico productivo actual, a fin de afrontar los irresueltos problemas de crecimiento económico, desarrollo, desigualdad, desempleo, ingreso, etc.

Definición de valor

Grado de utilidad o aptitud de las cosas para satisfacer las necesidades o proporcionar bienestar o deleite.
Cualidad de las cosas, en virtud de la cual, se da por poseerlas, cierta 
suma de dinero o equivalente.

1. La Teoría del Valor Marxista

“El trabajo es la única fuente de valor”
Una de las razones más importantes que explican por qué muchos críticos de la teoría marxista del valor la malentienden fundamentalmente, es porque reducen la medida del valor, el aspecto cuan­titativo del mismo, a una mera explicación de las proporciones del intercambio de mer­cancías. De esta manera no llegan a comprender el sentido principal de la teoría marxista del valor como una investigación de la forma que adopta el trabajo en la economía mer­cantil. Al no entender este punto central, se contentan con formular agudos argumentos que, en el fondo, ni siquiera rozan el núcleo fundamental de las ideas de Marx en este punto. Estos conocidos argumentos suelen basarse en encontrar contra-ejemplos sacados de productos de la naturaleza, en los cuales no se puede decir de ninguna manera que su valor corresponda con el trabajo invertido en ellos. 

Se dice y repite  como crítica a la teoría del valor-trabajo que productos muy valiosos como el agua, la tierra, las minas o la leña del bosque no pueden medir su valor con respecto al trabajo invertido en ellos, pues no son productos del trabajo. En todos estos contra-argumentos se encuentra siempre la suposición de que la tarea de la teoría del valor de Marx consiste principalmen­te en la explicación de las proporciones del cambio entre mercancías. Sólo de esta manera puede uno llegar a la conclusión de que el precio de un terreno contradice la teoría mar­xista del valor, ya que en él no hay trabajo humano alguno cristalizado. A este respecto, lo principal es entender que desde el punto de vista de la teoría marxista del valor, el suelo y otros productos naturales no tienen ningún valor.

Medida del valor

El trabajo de uno influye en el trabajo de los demás mediante el movimiento de los precios en el mercado, un movimiento que, abstrayendo teóricamente de condiciones capitalis­tas, es regulado por la ley del valor. La ley del valor afirma que el precio de un producto oscila y tiende a mantenerse alrededor de un punto medio, su valor, y que éste, su valor, viene determinado por el tiempo de trabajo socialmente necesario invertido en tal pro­ducto.

Por supuesto, ninguno es libre de determinar a placer la cantidad de dinero por la que él cambia sus mercancías. Esta proporción viene dada por el mercado. Cada uno ha de aceptar las condiciones del mismo, que en unas ocasiones pueden serle favorables, en otras, sin embargo, no.

Los precios fluctúan, den­tro de un período relativamente largo de tiempo, siempre en torno a un valor medio. Hay que tener en cuenta que, sin este valor medio o, dicho de otra forma, sin esta regularidad de los precios, ni la ciencia económica ni la economía real misma serían posibles, pues el caos predominaría en la sociedad. Esta regularidad en los precios, que se explica con el concepto de valor, logra la unidad y organización en la producción social de los distintos miembros.

Según Marx, la venta de las mercancías según su valor corresponde con un estado de equilibrio del mercado (más bien equilibrio de precio y valor)

La teoría del valor reposa, por tanto, en su aspecto cuantitativo, en el concepto de trabajo socialmente necesario. Este trabajo socialmente necesario se refiere al trabajo humano abstracto, es decir: gasto de esfuerzo físico y mental humanos, independientemente de las características concretas del trabajo (alfarería, herrería, etc.). La cantidad de trabajo se mide en tiempo, habitualmente en horas. Es necesario precisar que Marx concibe las categorías de trabajo medio simple (el que no requiere una capacitación extra respecto al nivel de educación medio) y el trabajo complejo, que puede tomarse en cuenta como trabajo simple multiplicado.

El valor de una mercan­cía, aquello que marca el punto de equilibrio de la producción de esta mercancía con respecto al resto del trabajo social, se encuentra determinado por la cantidad de trabajo que en una sociedad dada es necesario para la producción de tal mercancía. Tal cantidad se mide en tiempo de trabajo y depende, como es conocido, de la evolución de las fuerzas productivas. En consecuencia, sólo puede tener lugar un cambio en el valor de una mer­cancía cuando las condiciones técnicas de su producción se vean modificadas.

La introducción de me­joras técnicas como el desarrollo de aparatos electrónicos o informáticos, así como una mejor cualificación de los trabajadores repercute en un ahorro en el tiempo necesario para producir bienes.
Desde un punto de vista social, la cantidad de trabajo socialmente necesario está determinada por el grado de evolución de las fuerzas productivas, que han de ser entendidas como una conjunción de factores técnicos y humanos.

2. La Teoría Subjetiva del Valor (Escuela Marginalista)

A diferencia de la Escuela Clásica, la que se interesaba por la producción, la oferta y el costo, esta escuela se interesa por el consumo, la demanda y la utilidad. En la nueva corriente se introduce el concepto de utilidad marginal. El origen se remonta a Jevons, Menger y Walras, y los elementos esenciales son dar mayor importancia a la demanda y la utilidad, así como el reconocimiento de la utilidad marginal decreciente. El nuevo método consiste en estudiar los efectos de los pequeños incrementos y decrementos en las actividades económicas. Es un método ahistórico y subjetivo que toma como punto de partida el consumo. Se pierde el interés por el carácter social de la producción y sus formas históricas cambiantes; ahora el interés se centra en la conducta individual. Al considerar al sistema económico como un conglomerado enorme de mercados independientes, el problema central de la investigación económica estriba en la explicación del proceso de cambio, y más precisamente, de la formación del precio.

De acuerdo a la Teoría Subjetiva del Valor, la sociedad es una aglomeración de individuos. Esta teoría solo es compatible con una visión individualista de la sociedad. El trabajo no se mide ya como esfuerzo mensurable por unidad de tiempo, sino como un sacrificio subjetivo (inspirado en la idea del “esfuerzo y el trabajo” de Adam Smith). La explicación del cambio se intenta, no en la producción y las relaciones sociales que implica, sino en la investigación de las mentes de los individuos, de los procesos psicológicos que dan por resultado una conducta determinada en el mercado.

Algunas ideas de sus representantes:

Hermann Gossen (1810-1858): el valor de una cosa se medirá por completo con relación al goce que puede procurar. Ese valor depende de la relación entre el objeto (bien) y el individuo.

William Stanley Jevons: el valor depende por entero de la utilidad, el punto de partida es el individuo y sus necesidades.

Carl Menger: el individuo genera en su mente un juicio, el valor de las mercancías. El valor es la importancia que las mercancías concretas o determinadas cantidades de ellas tienen para nosotros por el hecho que sabemos que la satisfacción de las necesidades depende de la disponibilidad de dichas mercancías…Cada acto concreto de satisfacción tiene distinta importancia para nosotros, según el grado de satisfacción que hayamos alcanzado.

León Walras. El valor se basa en la utilidad y en la limitación de la cantidad de un bien.

3. La Teoría del Valor en la Economía del Conocimiento

3.1 Diferenciar entre valor y precio de las mercancías

En diferentes disciplinas se suele confundir valor con precio, que no es lo mismo. Precio es la disposición a pagar (monto influenciado por las condiciones de mercado) por el valor de la mercancía (grado de utilidad de satisfacer una necesidad).

El valor de una mercancía, como veremos más adelante, podemos expresarlo en unidades monetarias.

3.2 La mercancía bien, tiene una estructura de valor tangible e intangible.

Esta estructura de valor diferenciada al interior de un bien es generado, entre otros, por trabajo simple (valor tangible) y por el trabajo complejo (valor intangible).

Para visualizarlo mejor mencionaremos el caso del CD, este puede tener un precio del mercado de $ 1, $ 20, $ 10,000 , etc, dependiendo del contenido del CD (del valor) y de las condiciones de mercado en las cuales se transa. Si hacemos un análisis de la estructura del valor, nuestras preferencias por el CD se dan principalmente por el contenido que por el soporte físico, pues es este el que satisface nuestra necesidad (valor), es decir el valor intangible es mayor al tangible. Al hacer un análisis de la estructura de precios, el soporte físico tiene un precio de venta menor a $ 0.2, entonces que es lo que estamos pagando?, es obvio que estamos pagando por un valor intangible. Ese valor intangible puede ser una base de datos, un software, un diseño de ingeniería, un diseño industrial, un proyecto de inversión, un plan de desarrollo, etc

3.3 Los bienes intangibles son distintivos de una economía del conocimiento, en ellos el valor intangible es mayor que el valor tangible

En las historia económica de la humanidad, cada tipo de producción ha generado sus bienes centrales; la economía agraria, los bienes agrarios; la economía industrial los bienes industriales (bienes físicos cuya estructura de valor es mayoritariamente tangible que intangible); la economía del conocimiento, los bienes intangibles, conformado por los bienes físicos cuya estructura de valor es mayoritariamente intangible que tangible (ejemplo el CD, el celular, las computadoras, las cámaras fotográficas, etc) y los servicios.

3.4 El valor de la mercancía bien intangible es generado principalmente por la inversión del empresario y la eficiencia de uso de la misma que se da en la realización del trabajo complejo.

La creación de valor en la economía actual requiere la colaboración de empresarios, profesionales y/o técnicos.  Sin la inversión del empresario no es posible crear valor, tampoco sin el trabajo creativo de profesionales y/o técnicos, se requiere de ambos simultáneamente.

3.5 El precio de mercado de las mercancías está determinado por el valor promedio de las mercancías (expresados en unidades monetarias)   +/- la afectación del valor por las condiciones del mercado (oferta y demanda, fallas de mercado, especulación, etc).

El empresario tiene como punto de partida en la asignación del precio de su bien, el valor del mismo (expresado en unidades monetarias).

3.6 El valor total de la mercancía organización, está determinado por el valor tangible más el valor intangible, este último es el valor económico del capital intelectual (S/, $, etc)

El valor total de la mercancía organización es la suma del valor tangible más el valor intangible:
                                  Vtotal  =  Vtangible   +  Vintangible

3.7 El valor de la mercancía organización se expresa en términos monetarios en el valor contable.

3.8 El valor intangible de la mercancía organización (capital intelectual = valor contable) es generado por la inversión del empresario y la eficiencia de uso de la misma que se da en la realización del trabajo complejo.

El capital intelectual representa el valor intangible de la mercancía organización, y este se calcula por la siguiente expresión matemática

CI= C x i

donde “C” es la inversión en activos intangibles e “i” es la eficiencia de uso de la inversión por parte de profesionales y técnicos.

Indicadores para “C”:

1.    Inversión en desarrollo de nuevos mercados

2.    Inversión en desarrollo del sector

3.    Inversión en desarrollo de nuevos canales

4.    Inversión en TI para ventas, servicio y apoyo

5.    Inversión en TI para administración

6.    Inversión en apoyo de clientes

7.    Inversión en servicio a clientes

8.    Inversión en formación de clientes

9.    Inversión en clientes no relacionado con productos

10. Inversión en desarrollo de competencia de los empleados

11. Inversión en apoyo y formación de empleados para nuevos productos

12. Inversión en formación especial para empleados sin base en la empresa

13. Inversión especial en formación, comunicación y apoyo para empleados con contrato indefinido de tiempo completo

14. Inversión en programas especiales de formación y apoyo para empleados temporales de tiempo completo

15. Inversión en programas especiales de formación y apoyo para empleados temporales de medio tiempo

16. Inversión en desarrollo de sociedades y operaciones conjuntas

17. Inversión en actualización de sistemas de intercambio electrónico de datos

18. Inversión en identificación de marca (logo/nombre)

19. Inversión en patentes nuevas, copyright

Indicadores para “i” :

1.    Cuota de mercado (%)

2.    Indice de satisfacción de clientes (%)

3.    Indice de liderazgo (%)

4.    Indice de motivación (%)

5.    Indice de innovación (%)

6.    Indice de aplicabilidad  de formación (%)

7.    Rendimiento/meta de calidad (%)

8.    Retención de empleados (%)

9.    Eficiencia administrativa/ingresos (recíproco de errores administrativos/ingresos) (%)

3.9 El valor tangible de la mercancía organización, expresada en términos monetarios, podemos obtenerla del patrimonio neto (valor contable).

3.10 El precio de mercado de la mercancía organización, está determinado por el valor tangible más el valor intangible  +/-  la afectación del precio por las condiciones de mercado (oferta y demanda, fallas de mercado, especulación,etc).

Pmercado  = Vtangible   + Vintangible  +/-  Pcm

Un ejemplo en este punto, sería la venta de algunas empresas peruanas en los 90s. en un contexto de apertura económica. En que se sustentó el interés por comprar estas compañías?, si la tecnología era obsoleta y en algunos casos, la ubicación del terreno favorecía un bajo precio de venta (ambos determinantes del valor tangible). Los precios de mercado tuvieron como punto de partida el valor reflejado en el capital relacional (clientes, posicionamiento, participación de mercado, etc.), es decir su valor intangible expresado en el capital intelectual, el cual fue afectado positiva o negativamente por las condiciones de mercado de aquella época.

Conclusiones

La generación de valor en la economía del conocimiento requiere de predisposición a Colaborar y Compartir (CC), colaborar para la generación del valor, y compartir la propiedad del valor generado.

Bibliografía

Aragüés Aliaga Rafael. Apuntes sobre la Teoría del Valor de Marx

Edvinsson Leif  Y Malone Michael.  El Capital Intelectual. Editorial Norma 1997

Ekelund R; Hébert R 199X. Historia de la Teoría Económica y su Método. Madrid. McGraw Hill

Negri Antonio. Trabajo Inmaterial

Rolls Eric 197X: Historia de la Doctrinas Económicas. México. Fondo de Cultura Económica

Zavaleta Huaccha William. El Factor de Producción Central y la Economía del Conocimiento. economia-conocimiento.blogspot.com




EL FACTOR DE PRODUCCIÓN CENTRAL Y LA ECONOMÍA DEL CONOCIMIENTO

° William Zavaleta Huaccha

Al estudiar las diferentes definiciones de economía, nos encontramos que ellas resaltan el carácter escaso y limitado de los factores productivos, así:

Lionel Robbins dice que: “la economía es la ciencia que se encarga del estudio de la satisfacción de las necesidades humanas mediante bienes que siendo escasos tienen usos alternativos entre los cuales hay que optar”.

Los economistas, Samuelson y Nordhaus, definen la economía como: “El estudio de la manera en que las sociedades utilizan los recursos escasos para producir mercancías valiosas y distribuirlas entre los diferentes individuos”

Fisher, Dornbusch y Smalensee, la economía es el estudio de la forma en que las sociedades deciden que van a producir, como y para quien, con los recursos escasos y limitados.

Es sobre la naturaleza escasa y limitada de los factores productivos tierra y máquina, principalmente, que se ha desarrollado la teoría económica y sus aplicaciones en el ámbito macro y microeconómico.

Qué sucede si el factor de producción central conocimiento no es finito ni limitado, por el contrario tiene características que los diferencian de los factores productivos mencionados. No será que estamos estudiando el pasado de la economía?

En “Propiedad y Expropiación de Valor en la Economía del Conocimiento”, Agustín Lage, menciona:

“el recurso conocimiento tiene también particularidades que lo diferencian de otros recursos. La tierra, los recursos naturales, la fuerza de trabajo y el capital son finitos. Se puede poseer mucho, pero tarde o temprano se agota. El conocimiento por el contrario es infinitamente expansible: siempre se puede generar más.

El conocimiento por otra parte no "se gasta". Dos empresas no pueden usar al mismo tiempo la misma parcela de tierra, ni la misma brigada de trabajadores; pero si pueden usar simultáneamente el mismo conocimiento”

Siendo el conocimiento un bien público, el costo marginal de producir un beneficio adicional es cero, es no rival, y además no excluible. De allí, que al no poder excluir a aquellos que no pagan por el mismo, se han tenido que promulgar leyes de propiedad intelectual, un tema polémico, por cierto.

Más, el conocimiento a diferencia de sus predecesores (la tierra productiva y las máquinas) es un intangible.

Ente otros, el tránsito del factor tierra al factor máquina, como factor de producción central, configuró la economía industrial. En similar dimensión, el tránsito del factor máquina al factor conocimiento, determina una nueva economía, la economía del conocimiento. Si a ello agregamos las peculiares características del factor conocimiento, descritas en los párrafos anteriores, no debería sorprendernos la aparición de nuevas teorías y conceptos económicos, en el ámbito de la teoría del valor, la ley de rendimientos decrecientes, la función de producción, la teoría de crecimiento económico, la teoría del desarrollo, etc.; si esto no es así, es porque la tecnología y la producción avanzan más rápido que nuestro pensamiento económico.

Es un imperativo, desarrollar la teoría económica en correspondencia con el estadio tecnológico productivo actual, a fin de afrontar los irresueltos problemas de crecimiento económico, desarrollo, desigualdad, desempleo, ingreso, etc; en ella, su aplicación en sentido de élite o para beneficio de una gran mayoría de ciudadanos, configurará  nuevas propuestas y disputas políticas.

º El Autor es Magíster en Desarrollo y Gestión, Ingeniero Ambiental, y Doctorando en Economía. Docente en el  Antegrado de la Facultad de Ingeniería Económica, Estadística y Ciencias Sociales, en  el Posgrado de la Facultad de Ingeniería Ambiental de la Universidad Nacional de Ingeniería, y en el MBA de la Facultad de Ciencias Administrativas de la USMP, Lima – Perú. Investigador en Economía y Gestión del Conocimiento. Director del Departamento de Economía del Conocimiento de la Academia de Políticas Públicas.